Exportación de Delicias S.L.

 

Lechazo de raza Churra certificado IGP

IGP La Indicación Geográfica Protegida "Lechazo de Castilla y León" fue aprobada por la Junta de Castilla y León en mayo de 1997 y ratificada e inscrita en el registro de marcas de calidad de la Unión Europea en septiembre de ese mismo año.

Su objetivo es proteger e identificar el Lechazo de Castilla y León como un producto de calidad reconocida.

Los lechazos son alimentados exclusivamente con leche materna, su sacrificio no podrá excederse de los 35 días desde su nacimiento y el peso de la canal oscilará entre 4,5 y 7 Kg. Procede de la raza churra castellana, la carne, de un color blanco nacarado, es muy tierna, de escasa infiltración, grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

Los técnicos del Consejo Regulador califican las canales colocando una etiqueta de control en cada animal, un número de control y la fecha de sacrificio.

Después se colocan cuatro vitolas, una en cada extremidad. Estas vitolas permiten identificar al animal y a la ganadería de origen, lo cual garantiza al consumidor la auténtica calidad de los lechazos de Castilla y León.

 

   La vitola roja identifica a los lechazos procedentes de la raza churra.

 

CONSEJO: Servir acompañado de ensalada de lechuga y cebolleta.